Wikia

Wiki Herbolaria

Nomenclatura (biología)

Discusión0
249páginas en el wiki
Wikipedia logo Contenido tomado de Nomenclatura (biología) con licencia Creative Commons.
«Completa este artículo con información original»

Este artículo trata sobre la disciplina de la Nomenclatura. Para las reglas para nombrar a los taxones, véase Nombre científico.

En Biología, la Nomenclatura es la subdisciplina de la Taxonomía que se ocupa de regular los nombres de los taxones. La Nomenclatura actúa una vez que los taxónomos decidieron qué taxones habrá y en qué categorías taxonómicas. Para nombrarlos deben atenerse a las reglas escritas en los Códigos Internacionales de Nomenclatura, y hay uno para cada disciplina (de Zoología, de Botánica, de bacterias y de virus). Los Códigos se actualizan regularmente como resultado de los Congresos Internacionales en que los taxónomos se reúnen para tal efecto. Los nombres de los taxones están sujetos a ciertas reglas. Para que los nombres sean válidamente publicados, deben observar las reglas y ser publicados en una revista científica con referato (esto es, con peritos expertos en el tema que revisan las publicaciones para aceptarlas, corregirlas o rechazarlas). Existen algunos principios de nomenclatura que están contemplados por todos los Códigos, que establecen cuál es el nombre correcto de cada taxón.

Papel de la Nomenclatura en la TaxonomíaEditar sección

Artículo principal: Taxonomía

La Taxonomía es la subdisciplina de la Biología Sistemática que toma lugar una vez que las relaciones de parentesco de los grupos a estudiar ya está consensuada, y se ha hecho un árbol filogenético de los mismos. Si bien la definición de la Taxonomía tiene una larga historia, hoy en día se ocupa de decidir qué clados (grupos monofiléticos, coincidentes con nodos del árbol) se convertirán en taxones, ubicados en sus correspondientes categorías taxonómicas. Los Códigos reglamentan que las siguientes 7 categorías taxonómicas son obligatorias: Reino, Filo (o División en Botánica), Clase, Orden, Familia, Género y Especie. Cuando hay más de 7 nodos que los científicos consideran que deben ser convertidos en taxones, se pueden usar sub-categorías (Subreino, Subclase, etc.) o super-categorías (Superreino, Superclase, etc.) para ubicarlos. También pueden optar por dejar nodos sin convertir en taxones.

Taxonomia-y-filogenia

La taxonomía en la actualidad. La taxonomía decide qué nodos del árbol filogenético (clados) se convertirán en taxones y en qué categorías taxonómicas deberían ser ubicados.

El hecho de que haya categorías obligatorias implica que para todas las especies habrá por lo menos 6 taxones superiores, aún por ejemplo, en especies como la marcada en el gráfico como "C", que es la única especie en su género, que a su vez es el único género en su familia, que es la única familia en su orden, que es el único orden en su clase, que es la única clase de su filo. La Nomenclatura se ocupa de nombrar apropiadamente a esta especie y a todos sus taxones superiores (aunque todos coincidan con el mismo clado), así como se ocupa de nombrar a todas las especies y los clados superiores a éstas que los taxónomos han decidido convertir en taxones.

Códigos Internacionales de NomenclaturaEditar sección

El objetivo principal de los Códigos Internacionales de Nomenclatura es proveer los principios de nomenclatura que dan un nombre correcto para cada taxón, dentro de un sistema de nombres estable. Son actualizados regularmente como resultado de Congresos Internacionales.

En los Códigos están escritos los principios de la nomenclatura para cada disciplina. La razón por la que hay un Código para cada disciplina es que los zoólogos, los botánicos, los bacteriólogos y los virólogos suelen actuar sin conocimiento de la disciplina del otro, y las reglas en cada una de ellas se originaron independientemente. Aún así siempre hay un esfuerzo para homogeneizarlas, por ejemplo en la última versión del Código de Nomenclatura Botánica se da a conocer la decisión de que la categoría taxonómica que tradicionalmente fue llamada División en Botánica, ahora también pueda llamarse Filo (Phylum en latín), como se hace con los animales.

El Código Internacional de Nomenclatura Botánica se ocupa de reglamentar los nombres de las "plantas verdes" (clado de las plantas terrestres y las algas verdes), pero también se ocupa de reglamentar los nombres de otros clados de eucariotas que tradicionalmente se estudian en los departamentos de Botánica, como las estramenopilas (clado que comprende a las "algas pardas", las "algas doradas", los oomycetos y los mohos acuáticos), algunos organismos del clado de los alveolados que tienen cloroplastos, como los dinoflagelados, y también las algas rojas, las glaucofitas, los "hongos verdaderos" (chytridos, zygomicetes, ascomycetes, basidiomycetes) y varios clados eucariotas "basales" (como las euglenas, las "cellular slime molds" y las "plasmodial slime molds").

Principios de NomenclaturaEditar sección

Los "nombres correctos" de los taxones son los que se atienen a los principios de Nomenclatura, expresos en los Códigos de Nomenclatura Botánica y Zoológica, que son:

  1. La nomenclatura botánica es independiente de la nomenclatura zoológica. Aún cuando los Códigos son similares en sus principios básicos, difieren en muchos detalles. Una de las consecuencias de este principio es que una planta y un animal pueden tener el mismo nombre científico, por ejemplo Cecropia es un género de mosca y también un género de árbol tropical de las cecropiáceas, y Pieris es un género de mariposa y también un género de arbusto de las ericáceas. Aún así se desaconseja el uso de nombres ya utilizados para designar taxones de otras disciplinas. Otra consecuencia es que algunos grupos de protistas que son estudiados tanto por los botánicos como por los zoólogos tengan dos nombres, uno bajo el Código de Botánica y otro bajo el Código de Zoología.
  2. El nombre de cada grupo taxonómico debe estar acompañado de un "tipo". El "tipo" es algo diferente si estamos hablando de un nombre en la categoría especie o inferior, o de un nombre de una categoría superior a especie. Cuando es descripto un taxón correspondiente a la categoría especie o inferior a especie, el autor debe asignar un espécimen específico de la especie para que sea designado como "el espécimen tipo nomenclatural". Este espécimen es el holotipo, en botánica por ejemplo suele ser una planta de esa especie (o muchas tomadas de la misma población, en el mismo momento) aplastada y secada ("herborizada"), depositada en un herbario que sea accesible para los demás científicos. El nombre de la nueva especie está "atado" a este espécimen particular, que ilustra lo que el investigador tenía en mente cuando describió la especie. El holotipo puede dividirse (si son muchos individuos, se separan los individuos, si es una sola planta pueden tomarse porciones de la misma planta) para ser llevado a otros herbarios en el resto del mundo, estos "duplicados" del holotipo se llaman isotipos. Estos "especímenes tipo" pueden ser consultados por los demás sistemáticos que buscan clarificar la aplicación de nombres científicos particulares. Por ejemplo, las investigaciones pueden sostener la existencia de dos especies distintas donde anteriormente sólo una había sido reconocida. ¿A cuál de estas especies el nombre antiguo de la especie le será asignado, y a cuál se le dará un nombre nuevo? La respuesta es inambigua: el nombre antiguo será conservado por la especie a la que pertenezca el ejemplar tipo. Con respecto a los taxones superiores a especie, el nombre de cada taxón superior a especie posee como "tipo" el nombre de uno de los taxones de la categoría inferior. Por ejemplo, el tipo asociado a un nombre de género, debe ser el nombre de una especie particular de las que componen ese género: el tipo del género Lyonia es la "especie tipo" Lyonia ferruginea. El tipo del nombre de una familia es uno de los géneros que pertenecen a la familia, por ejemplo el tipo de la familia Asteraceae es el "género tipo" Aster, y el "género tipo" de la familia Ericaceae es el género Erica. Así se asignan los tipos hasta llegar al nombre del reino.
  3. Hay un solo nombre correcto para cada taxón. El nombre correcto de cada taxón es el primero que fue publicado en regla. También conocido como el "principio de prioridad". El nombre correcto de cada taxón es el nombre más antiguo dado a ese taxón que haya sido dado siguiendo las reglas de nomenclatura, mientras no sea más antiguo que el "punto de partida". En botánica el punto de partida para nombrar a las especies es el libro Species plantarum de Linneo, publicado en mayo de 1753, todos los nombres anteriores a esa fecha son inválidos y no cuentan en el principio de prioridad. En bacterias, se fijó en 1980 la nueva fecha de partida para la asignación de nombres. En el apartado de Perspectivas actuales en Taxonomía se puede leer una discusión acerca de nuevas propuestas con respecto a este principio.
  4. Puede haber excepciones al principio de prioridad. Por un lado algunos nombres ampliamente usados no son en realidad el nombre más antiguo asignado al taxón, pero si al descubrirse esto el nombre menos antiguo ya había sido muy extendido, para evitar cambios de nombres innecesarios (que crearían una confusión innecesaria), puede ser considerada la posibilidad de conservar el nombre más ampliamente utilizado, pasando a ser el nombre correcto del taxón, como una excepción al principio de prioridad. Esto sólo puede hacerse durante los Congresos de taxonomía en que se discuten las reglas de los Códigos. Por otro lado a veces hay taxones que poseen más de un nombre correcto.
  5. Los nombres científicos deben ser en latín, o latinizados aunque sus orígenes sean en otro idioma. Este principio nació en la Edad Media, en que los círculos eruditos se comunicaban en latín entre ellos. Las publicaciones de ciencias fueron escritas en Latín durante muchos años, hasta mediados del siglo XIX. El uso de nombres latinizados aún es útil hoy en día, ya que facilitan la comunicación entre científicos que pertenecen a lenguas y culturas muy diferentes.
  6. Las reglas de nomenclatura son retroactivas, a menos que se indique expresamente lo contrario.

Requerimientos para nombrar un nuevo taxónEditar sección

El Código establece los pasos necesarios para describir los taxones nuevos de forma que los nombres sean válidamente publicados:

  1. El taxón debe ser nombrado. El nombre debe ser en latín (o latinzado), en formato binomial si es una especie, y uninomial si es de otra categoría por arriba de especie. El nombre no debe estar siendo utilizado por ningún otro taxón dentro de la Botánica si es una planta, dentro de la Zoología si es un animal.
  2. El rango (categoría taxonómica) debe ser claramente indicado.
  3. Debe ser designado un "tipo". Para una especie se asigna un "ejemplar tipo", para los taxones pertenecientes a categorías taxonómicas por arriba de especie, se asigna como "tipo" el nombre de uno de los taxones de categoría inferior, pertenecientes al taxón.
  4. Si es una especie, debe estar acompañada de una descripción en latín, o una descripción en otra lengua pero siempre acompañada de un diagnóstico en latín, o debe estar indicado el lugar donde esté la descripción en latín de la especie (una referencia útil para escribir descripciones en latín es el libro Botanical latin de Stearn, escrito en 1992).
  5. Toda esta información debe ser "efectivamente publicada". Esto es, debe ser publicada donde pueda ser accesible para otros científicos, como una revista científica, o un libro. No se consideran "efectivamente publicadas" si se publican en un catálogo de semillas, en un diario, por e-mail, u otros medios efímeros de publicación.

Si todos estos pasos son seguidos, el nombre de la especie es considerado "válidamente publicado". Sin embargo hay que tener en cuenta que porque sea válidamente publicado no significa que sea el "nombre correcto" de una especie. Por ejemplo, el nombre puede ser un sinónimo de un nombre del mismo taxón que haya sido "válidamente publicado" antes que éste.

Estos pasos a seguir no son complicados. Es mucho más difícil justificar los límites de cada taxón (ver Taxonomía para leer una discusión al respecto) que cumplir con los requerimientos técnicos de los Códigos para nombrarlo.

Reglas para nombrar los taxones Editar sección

Artículo principal: Nombre científico

Para que el nombramiento de un taxón sea aceptado también tiene que tener un nombre científico acorde a ciertas reglas, que son diferentes si se trata de un taxón en la categoría especie o un taxón en una categoría superior a especie. Por arriba de la categoría de especie, los taxones tienen un nombre uninominal (compuesto por una sola palabra), y el sufijo (la última parte del nombre) está dado por la categoría taxonómica a la que pertenece (ver cuadro en el artículo principal para ver qué sufijo se utiliza en cada categoría taxonómica). Los nombres se escriben siempre con mayúsculas. Cuando se trata de géneros, es convención escribirlos en una tipología diferente al resto del texto (por ejemplo itálicas o subrayados).

  • Por ejemplo: familia Aceraceae, género Acer.

En la categoría de especie los nombres son binominales (están compuestos por dos palabras). La primera palabra es el nombre del género, la segunda es el nombre que caracteriza a la especie, llamado "epíteto específico". Es convención escribirlos en una tipología diferente al resto del texto, como sucede con los géneros. El nombre de género va siempre en mayúscula, el epíteto específico va siempre en minúscula.

  • Por ejemplo: especie Acer saccharum.

También hay reglas para nombrar subgéneros, subespecies, y otras categorías taxonómicas intermedias menos utilizadas, que también son observadas por los Códigos Internacionales de Nomenclatura. Para plantas cultivadas e híbridos artificiales se utilizan además de las proporcionadas por el Código Internacional de Nomenclatura Botánica, las reglas proporcionadas por el Código Internacional de Nomenclatura para Plantas Cultivadas (ver Nombre botánico para más detalles).

ReferenciasEditar sección

  • Judd, W. S. Campbell, C. S. Kellogg, E. A. Stevens, P.F. Donoghue, M. J. 2002. Plant systematics: a phylogenetic approach, Second Edition. Sinauer Axxoc, USA.

Códigos Internacionales de Nomenclatura citados en este artículoEditar sección

  • Greuter, W. et al. 2000. International Code of Botanical Nomenclature (St. Louis Code). Gantner/Koeltz (contenido online aquí)
  • International Commission on Zoological Nomenclature. 1999. International Code of Zoological Nomenclature. International Trust for Zoological Nomenclature. (contenido online aquí)

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio